domingo, 13 de enero de 2008

Cuando yo conocí a mi padre...




5 comentarios:

Blanca dijo...

! Que bonito !

Consol dijo...

Ya ves, no hace falta poner a Cary Grant para que un blog resalte a los ojos de quien mira. Donde menos te lo esperas, surge la gallardía, la elegancia, el porte. Ese hombre guapo de verdad, sin aditamentos, sin musculación artificial ni retoques estéticos podemos encontrarlo en alguien tan anónimo como tu padre.

Arsénico dijo...

Si yo me encuentro un hombre así, o me caso con él o me meto monja

Republica dijo...

Eso es lo que hizo mi madre, pero en orden ineverso.
Salió del convento para casarse con él. ;)

Consol dijo...

Lo que demuestra que tu madre es buena pero de tonta no tiene un pelo. Porque si yo me encuentro con un hombre así, me marcho del convento, me fugo del internado e incluso me arranco los goteos y me largo de la UCI.