sábado, 5 de enero de 2008

La Rana esconde un Príncipe encantado...


Hoy hablamos de las perversiones de Raquel.

Hay zonas y zonas, zonas erógenas y zonas cero.

Esta es una de ellas, ¿que habré hecho yo para merecer zonas que nadie parece apreciar, un triángulo escaso, que es más que el pubis de cualquier fémina.


Una zona de cero de catástrofe, donde poder perder perder los papeles.


Una zona que es imposble abarcar a besos.

Una zona...

Debería ser obligatorio comerse a besos a alguien, alguna vez en la vida.


¿hace falta que te digaque me muero por tener algo contigo?

¿es que no te has dado cuenta de lo mucho que me cuesta ser tu amigo?

ya no puedo acercarme a tu boca sin deseartela de una manera loca necesito controlar tu vida saber quien te besa y quien te abriga

Hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo es que no te has dado cuenta de lo mucho que me cuesta ser tu amigo

Ya me quedan muy pocos caminos aunque pueda parecerte un desatino no quisiera yo morirme sin tener algo contigo ya no puedo continuar espiando día y noche tu llegar adivinando

ya no se con que inocente excusa pasar por tu casa...ya me quedan muy pocos caminos aunque pueda parecerte un desatino no quisiera yo morirme sin tener algo contigo,sin tener, algo contigo,sin tener, algo... contigo.

No hay comentarios: