jueves, 17 de enero de 2008

Si me dejas caer...tengo alas para volar.


Parafraseo a Calamaro, a ver si esta vez me ayuda a no ser tan ambigua, en mis palabras. A ver si consigo que alguien me entienda a la primera:



Si la casualidad nos vuelve a juntar, algo se va a incendiar, pero voy a mostrar mi lado cortés.

Aquello fue un gran punto de partida pero a la vez, que fácil se te olvida.

Ahora ya, ¿ quien puede volver atrás.? Yo no.

Si tu credulidad se deterioró en algún lugar, no te olvides que soy testigo casual de tu soledad.

Si no estamos igual qué le vas a hacer.

Aquello fue una linda primavera pero fue solamente la primera.

Después el tiempo empieza a pesar.

Mejor reír que llorar.

Una carta te dí que nunca escribí, que nadie leyó ,todo sigue igual, nunca te llegó.

Nada entendiste.

Dentro del corazón al día de hoy no queda lugar.

Si perdí la razón no fue por amor, fue por soledad.

La vida es una gran sala de espera, la otra es una caja de madera.

Mejor dormir que soñar.
No se puede vivir de otra manera.

Si te vuelvo a encontrar en algún lugar, no te olvides que soy distinto de aquel, pero casi igual.

Me quedan balas en la cartuchera y te guardaré siempre la primera.


Pero tal vez, diez años después.

No hay comentarios: