sábado, 23 de febrero de 2008

I NEVER LOVED YOU ANYWAY


Nunca la duda puede hacer tanto daño, tanto que doy por acabado mi contrato.
Mi pacto, aquel al que vi nacer como un sueño irrealizable.
Al que fui dando forma en mi consciente-inconsciente.
Al que echaba a escobazos cuando se dio a conocer en todas sus expectativas.
Al que dejé entrar en mi vida para darle forma o dejar innacabado a un lado.
Al que no me dejó dormir durante meses, revolviendo mi cabeza como cuando era adolescente.
Al que cada día cuadraba más y me daba más ímpetu en el vivir.
Al que me dejaba soñar y fabular, necesitándome para darle vida.
Al pacto que hoy se ha elevado a duda. Al contrato baqueteado en dos frases mal dichas.

Hoy lo rompo unilateralmente.

No debería hacerte esta pregunta pero…¿?.


Pero al final lo preguntó, sabiendo que no convenía.
Pero al final curioseó a sabiendas de lo que se jugaba.
Pero al final aclaró lo innombrable, por puro ego.

Y lo lanzó a la conversación como la cosa más sencilla del mundo, como el comentario anodino que habla del tiempo que hará mañana.

Y ya nada volvió a ser lo que era. Y ya nada será nada.
Pero no lo sabe. Aclarit

4 comentarios:

Blanca dijo...

Sabes una cosa? escribes requetebién. Da gusto leerte.

Tienes una prosa bonita y ligera.
Un vocabulario precioso
no te vas por las ramas y el tema que eliges siempre es interesante, a veces hasta profundo.
Mantienes el interés vivo , hilas muy fino el desrrolo y rematas como un gran torero los desenlaces.


Si fuese profesora de literatura te pondría un sobresaliente alto.

Republica dijo...

Ehhhh, mi profesora de historia, tirandome piropos...uhhh, me estoy ruborizando...menos mal que también me dabas clase de religión y estupendamente y por eso sé que mientes tan bien como respiras, sino, iba yo y me lo creía...

Que sepas que lo del espíritu santo todavía no lo he llegado a entender...

Blanca dijo...

Es que cuando tu no quieres entender ni la Consol te gana. xd

Con lo fácil que es!

Republica dijo...

Bueno, lo de la paloma, si, lo del padre, también lo del hijo también, pero juntos ni de coña...y la pluma del Arcangel San Gabriel que se guarda en el Monasterio de Sangüesa, en Navarra, bueno, eso ya... me supera.