jueves, 10 de abril de 2008

El Tiempo Asesino


Doy dos volteretas más y me culpo de todo lo que me pasa, lo que no controlo, lo que me sucede porque una mariposa boba movió un centímetro más de la cuenta su ala derecha en el rellano de la escalera de un primer piso, allá por el año 20.

Y me descubro poniéndote voz, esa que he extraviado, esa que dije que no olvidaría nunca, y que no recuerdo.

Por si puedes ayudarme, porque siempre me sacabas de apuros, hago un esfuerzo, e intento evocar tu verbo, todavía recuerdo tu cadencia al hablar, pero no me acuerdo del timbre.

Llamo a Elvis Costello y a Leonard Cohen, llamo a Antonio Bartrina y a Andrés Calamaro, no, no era así…y acabo con Emerson, Lake & Palmer , por si Peter Gunn tuviera una versión cantada…por si detrás de esa guitarra se oyera tu voz, por si en el vinilo si se hubiera pegado algo, ni Gil Grissom puede ayudarme…

No queda de ti, ni lo que prometí conservar, no puedo ver las imágenes de video, contenidas en esas cintas de VHS, ya ni tengo con que reproducir semejante reliquia.

Te he encontrado, (ocurrencia insospechada) en un pasaje perdido en el ipod….



No hay comentarios: