jueves, 29 de mayo de 2008

Un tango para un ciego.



Todavía no habías encendido el cigarrillo de después, ese tan mal considerado, para apuntarme, que recordarías aquellos momentos en tu casa, en tu vida de rutina, en tu cama, fíjate todavía lo recuerdo…recuerdo pocas cosas, porque me obligo a recordar poco.

“Mejor recuerda sólo el sexo que tuviste con quién ames”, - te dije - vano consejo…

Desde entonces los latigazos que me da la memoria me asestan también en la espalda, en ese centro del que hablaba Miguel; cada vez que veo unos ojos negros o intuyo un acento raro en las hembras que me rodean…mi descuido te considera.

Y no madura nada de lo que me enseñaste, nada de lo hablado, ni una nota de la música que amamos, ausencia de lo visto, nada de lo compartido, sólo esa frase navaja que me persigue.

Y no me hostiga otra cosa, no tengo tacto, ni aromas que traer a la memoria, ni susurros que no sea tu sofoco en mi oído, y con tu suspiro mi latigazo y tu recuerdo.


Como un tango bailado por un ciego…nada de lo sentido por ella se comparará nunca a lo que siente el ciego…los recuerdos de ella se verán empañados por el recuerdo de lo observado…los de él no, sus sentidos se unen para perpetuar el latigazo en la espalda.

Ya ves… recuerdo pocas cosas, porque me obligo a recordar poco.

6 comentarios:

deslumbrado en la oscuridad dijo...

Pues raquel es un nombre muy bonito.... puestos a recordar... ¿porque recordar latigazos y no caricias? ¿porque vivir evocar la sinrazon dejando a un lado vivencias valiosas?.... de todo debemos sacar producto, de lo bueno y de lo malo pero... desenterrar los malos recuerdos tan solo da placer a los despreciables gusanos que viven en ellos.... y les da más vida.

Republica dijo...

Querido bailarín:
Si sólo hemos follado, te han sobrado caricias...yo también te quiero...

deslumbrado en la oscuridad dijo...

follar poco y mal... por mucho que me quieras, es como la semilla que cae entre las zarzas... se ahoga y no crece.
Follar por follar solo complace a los necios....

Republica dijo...

Jajajaja...y quién dá esa opinión? ...follar poco y mal...creo que no fuiste tú mi bailarín..jajaja...lo siento...no se perseguía nada más que florecer, nada de caer en tierra fertil, nada de crecer en huerta próvida...y si, soy muy necia, porque se elige ser badulaque cuando el adversario es un ingrato, vamos, según RAE: Que no corresponde al trabajo que cuesta labrarlo, conservarlo o mejorarlo.
Por mucho que te quiera...

maradona dijo...

los recuerdos son buenos, por lo menos por mi parte. Me gusta que te acuerdes de lo ocurrido. Nunca llueve a gusto de todos.

deslumbrado en la oscuridad dijo...

badulaque.

(Del mozár. berdolaca, y este del lat. portulāca).


1. m. Afeite compuesto de varios ingredientes, que se usaba en otro tiempo.

2. m. ant. chanfaina (‖ guisado de bofes o livianos).

3. com. Persona necia, inconsistente. U. t. c. adj.

4. com. Ec. Persona impuntual en el cumplimiento de sus compromisos.




Real Academia Española © Todos los derechos reservados