martes, 3 de junio de 2008

Baila solo


Querido bailarín que me pides danzar, reprochándome lo mal que arrastro los pies en el tango.

¡ Déjame ya ¡ ; si alguna vez has disfrutado de la música conmigo, si alguna vez has querido seguir bailando después de bailar tres canciones seguidas, si alguna vez un bolero te llegó tanto como para no moverte de la pista a pesar de haber acabado la orquesta, déjame ya…¿no ves que ha cerrado el local y que los músicos suben a los taxis de camino hacia otro garito?

¿No ves que quedan bailarinas excepcionales que se mueren por que las saques a bailar sin tener que pedirle permiso a sus padres?. ¿No oyes los compases de la sala de enfrente que te llaman en un tres por cuatro ensoñador?.

¿No te has puesto los zapatos de charol para oírlos crujir con placer cuando des las vueltas en el vals?

Baila, baila pues, y déjame descansar, que estoy mayor para esa música y cansada para estos zapatos.

4 comentarios:

maradona dijo...

tuxe... zarpa el bote sin opción de regreso. buen viento me guie.

Republica dijo...

Bon vent i barca nova

deslumbrado dijo...

Bueno.... si a ti te da igual... por mi que no quede. Descansa envuelta en tu fingida apariencia de intocable... yo me sentaré a tu lado, calladito, para esperar a que te cambie el humor.
Las bailarinas excepcionales tan solo sirven para demostrarme que no bailo tan bien como pretendes hacerme creer.

Descansa.... quitaté los zapatos que tanto te oprimen, sueltaté los lazos que aprietan tu corazon.... ataduras del alma que no conducen a ningun sitio. ¿debemos librarnos de todo lo que nos oprime?

Romana dijo...

No, hay ataduras que ayudan a ser más libre.