sábado, 7 de junio de 2008

Y no hace falta tanta voz...

...para que no me culpes...
Disculpame....


viernes, 6 de junio de 2008

"La" ronda...


Pero no sería justo , no recordar a la que nos hizo amar la música y a los cantantes furtivos de medianoche...no puedo dejar de recordar la primera ronda que recuerda mi madre...era suya...y de mi padre...tal vez por eso, fuera quién fuera, las hermanas teníamos un cariño especial a las rondas...fueran en mi pueblo querido, en la capital que nos deparó el destino, o en cualquier lugar dónde hubiera un par de guitarras y un cantante amigo...



Aquella fué , María Bonita, y no voy a repetirla, porque sería imposible...pero aquí va otra ...Lágrimas Negras...entrar en el Floridita de Cuba y ponerse los músicos a tocar esta canción...no saben ellos cómo me gustaba...luego supe que algún malvado que me adoraba los tenía comprados...durante 15 días fuí una reina rodeada de mulatos...¿se puede pedir más?...si, una ronda por favor...






Una ronda

Me da igual, quién con 20 años ha tenido una ronda a las dos de la mañana ya nunca se le puede olvidar ...por cutre que parezca ahora, por fuera de contexto, por pasado de moda, por ...me da igual hay quién come foie gras, caza el zorro o vota a Berlusconi...y hay quién se vuelve a enamorar a los cincuenta como cuando tenía 20...que no daría yo por una noche de ronda, aunque ya no tenga 20 años ni me haya vuelto a enamorar...



miércoles, 4 de junio de 2008

Mi pijama azul.


Ese que tanto quiero acaba de agujerearse por tres sitios.

Fumar, jugar a fumar, deja en la tela agujeros por los que se escapan los quereres, los recuerdos, las buenas cosas…

No he sido consciente de todos esos agujeros hasta que me lo he vuelto a poner…el pijama de la reflexión como el sombrero del creativo…esas risas que salen por esos boquetes, dormida no conseguía verlos.

Ahora despierta, cuerda, lejos de la ensoñación, veo como se escapan las caricias, salen como humo desde la brecha de la rodilla, desde el orificio del codo, desde la grieta del esternón…

Por la rodilla izquierda veo salir años, loca de idolatría, entregada a la chifladura, veo correr por el pasillo, con unas patitas muy cortas, todas las mentiras que dije por amor, todos los disimulos, todas las argucias y artificios dichos por no agraviar, por no ofender, por adoración.
Le sigue, cerrando la comitiva, la pasión que alimentó todo aquello, el Curro muertecito, la acompaña cogidito del brazo, y me sonríe, con ese guiño que sólo él sabía hacer, con ese mohín de casi amor absoluto, perdido para siempre en el olvido y hoy recuperado en una fuga de cordura.

En el codo, y deslizándose por el brazo del sofá veo saltar al compás, al compás, vamos todos al compás…unos extraños suspiros, ataditos con cintas por los tobillos a lamentos y quejas; pequeños, pero ruidosos, cantando, saltando, haciendo imposibles los días, las madrugadas.
Tristes le siguen menos inquietos los lloros y los hipos, arrastrando lo que fue un músico maldito, lo que queda del adiós, la partitura perdida, la opereta del extraviado marido.

Bajan por mi pecho, cansancios verdes y agotamientos turquesa más gorditos de lo normal, salen formaditos de seis en seis como una columna romana, apretaditos y relucientes, nuevos, mofletudos y regordetes repiten sin cesar su cantinela “ tralalaralí, el arte es para mi”, mientras su comandante les espera en la punta de mi pie dirigiéndoles una mirada de comprensión y pleitesía.

Tres agujeros como tres soles, que me saben a fracaso, que hoy como fantasmas vuelven en forma de comitiva ordenada en corte ajena.

Reyezuelos que no quisieron renunciar a su libertad, ¿dónde estáis?.

¿Dónde duermes?. ¿Dónde, ahora que mi pijama azul hace aguas y atrevidos ojales dejan ver mi carne ingenua…dónde, aunque no sea conmigo?.


martes, 3 de junio de 2008

Baila solo


Querido bailarín que me pides danzar, reprochándome lo mal que arrastro los pies en el tango.

¡ Déjame ya ¡ ; si alguna vez has disfrutado de la música conmigo, si alguna vez has querido seguir bailando después de bailar tres canciones seguidas, si alguna vez un bolero te llegó tanto como para no moverte de la pista a pesar de haber acabado la orquesta, déjame ya…¿no ves que ha cerrado el local y que los músicos suben a los taxis de camino hacia otro garito?

¿No ves que quedan bailarinas excepcionales que se mueren por que las saques a bailar sin tener que pedirle permiso a sus padres?. ¿No oyes los compases de la sala de enfrente que te llaman en un tres por cuatro ensoñador?.

¿No te has puesto los zapatos de charol para oírlos crujir con placer cuando des las vueltas en el vals?

Baila, baila pues, y déjame descansar, que estoy mayor para esa música y cansada para estos zapatos.

lunes, 2 de junio de 2008

Me declaro Tomista...


Entradas agotadas para el 20 en Alicante... Hay que joderse que no pueda ver a José Tomás... en fin sustitutos serán para el 21, Enrique Ponce, Javier Conde y José María Manzanares... y a ver si con suerte por televisión vemos algo del 20...
De sombra, sol y muerte, volandera
grana zumbando, el ruedo gira herido
por un clarín de sangre azul torera.


Me dá igual, no tengo manías, hay quién come foie gras, caza el zorro y vota a Berlusconi.