miércoles, 10 de noviembre de 2010

Es la misma que ayer...

La misma voz de mis rondas, el mismo timbre, el mismo tono, la misma intensidad...ten hermanos para hacerte llorar...echar la vista atrás y ver que el tiempo no nos ha quitado nada...seguimos con el alma intacta.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias tata, y si seguimos iguales que entonces, pero con muchisima añoranza de esos tiempos.-

Republica dijo...

:)