jueves, 18 de marzo de 2010

lunes, 15 de marzo de 2010

Caundo era joven hacia sonetos



Delfín, por ser primero en el linaje.

Bonito, cuando ostenta tu madre de ti.

Emperador, si aludimos coraje.

Cachalote, practicando en el esquí.


Besugo, discutiendo hasta el herraje.

Mejillón, si adviertes una flor de alhelí.

Anguila, si hablamos de maridaje.

Hipocampo, si estás lindando junto a mí.


Vertebrado eres como aquellos peces,

que algún que otro tiburón te ha comido

Y cierta merluza te llevó a jueces.


Sal del agua que eres el elegido

Que no repare nadie que enrojeces

Si esta gamba te pide de marido.